Alfredo Ruiz Arias  |

Las películas de Wes Anderson se caracterizan por ser toda una experiencia visual. En el guión y la temática de sus películas el director toca temas como el mal padre, la familia y la muerte como parte de su filmografía. El tratamiento de los personajes conforme a estos temas da el toque a su trabajo que podría categorizarse, como dice la crítica, como cine de autor.

El cine de este director estadounidense rompe con las barreras de los géneros cinematográficos, así como con las técnicas utilizadas para contar una historia. En sus 8 películas estrenadas hasta el día de hoy, pasa de la animación realizada con stop-motion a un viaje por el mundo submarino de un legendario explorador del océano. El director ha navegado y explorado al igual que sus personajes a través de una variedad de géneros cinematográficos, incursionando en comedia, drama, crimen, etcétera. Entre los actores que figuran en la mayoría de sus películas se encuentran Anjelica Huston, Owen Wilson y Bill Murray, entre otros.

Wes Anderson es uno los directores más prestigiosos de nuestros días. Además de su diversidad de temáticas, el director se caracteriza por un humor basado en lo irónico y por las situaciones atípicas de sus personajes, que siempre tienen un conflicto sin resolver que les da una esencia particular. En cuanto a la fotografía, su cinematógrafo Robert Yeoman utiliza una paleta de colores en la que se resaltan los tonos cálidos y la estética de una película de los setenta.

En Moonrise Kingdom (2012), uno de los trabajos más recientes del director, película coescrita por Roman Coppola, el director narra la historia de dos jóvenes en una isla de Nueva Inglaterra, donde Sam, un joven de doce años, y Suzy, una niña de la misma edad, deciden hacer un pacto secreto para escapar en una aventura que los llevará a encontrarse con una serie de personajes . En una de las escenas, los dos jóvenes bailan libremente en una playa abandonada al ritmo de Le Temps de l’Amour  de Françoise Hardy,  para terminar en uno de los besos más memorables de los últimos tiempos del cine.

Una pequeña muestra de su trabajo es el cortometraje Hotel Chevalier, que surge como complemento de la película The Darjeeling Limited (2007), basada en el personaje de Jack, que cuenta con la actuación de Natalie Portman. En este cortometraje podemos hallar la síntesis del trabajo de Anderson; sólo es necesaria una habitación iluminada en color amarillo de un hotel de lujo en la ciudad de París para encontrarnos con el mundo interior del personaje. Hay quienes dicen que este cortometraje está basado en una historia del director con Pauline Kael, la renombrada crítica de cine de The New Yorker.

El director ha sido nominado al Óscar en dos ocasiones en la categoría de mejor guión original por The Royal Tenenbaums y Moonrise Kingdom y ha ganado el premio al mejor director por la Academia Rushmore en 1988 de los Independent Spirit Awards.

Lo cierto es que el director ha madurado en sus últimos trabajos y ha pulido su estilo, llevándolo a un nuevo nivel estético, donde se identifican claramente sus planos y se puede ver un sello característico que aún tiene mucho por delante.