Por Fernanda López Campos  |

 

Cuando escuchamos la palabra “librería” evidentemente pensamos en venta de libros, aunque para algunos en los últimos años este pensamiento se ha ido ampliando gracias a los nuevos servicios que hoy en día ofrecen algunas, como talleres, presentaciones teatrales, cafeterías e incluso áreas agradables para sentarse a leer un libro y tomar un break…

 

Para incrementar la grata experiencia de acompañar un buen título con un rico café, la compañía editorial Harper Collins se dio a la tarea de enlistar las mejores y más bellas librerías del mundo. México estuvo dentro de esta selección. Los invitamos a descubrir las 8 con mayor relevancia, a leer la historia de nuestra librería recomendada a nivel internacional y claro, a visitarla para vivir la experiencia que únicamente un buen libro puede ofrecer.

 

Café y libros. Cafebrería El Péndulo en México, DF

 

 

Tal como lo indica su nombre, se planeó una combinación entre cafetería y librería en la colonia Condesa en 1993, veinte años después, este increíble lugar ha logrado expandirse a seis sucursales (en el DF) en la que una arquitectura abierta y luminosa unifica el concepto. Decoración eclética, mesas tipo bar de café, cómodas salas y un repertorio musical sumamente agradable, logran un ambiente inigualable que caracteriza a este centro cultural. La sucursal de Polanco es la que ha sido considerada una de las diez librerías más bellas del mundo y aún mejor, el establecimiento de la colonia Roma se suma a los reconocimientos, pues fue galardonado con Mención Honorífica en la Bienal de Arquitectura Mexicana. Literatura, arte, filosofía y religión es lo que sobresale de su selección bibliográfica

 

Libros en la Iglesia. Selexyz Domenican en Maastricht, Holanda

 

 

Forma parte de esta lista debido a que su creación es muy original y que pocos se podrían imaginar: dentro de una iglesia dominicana con ochocientos años de antigüedad. Fue construida en 1294 y en 2006 el grupo Selexyz la transformó en librería, manteniendo la estructura original del edificio, pero dándole un toque especial con atributos modernos.

 

Una idea sumamente original mezclada con la hermosa y antigua arquitectura conforman una “experiencia religiosa”, que no se puede explicar con palabras simplemente ¡Hay que vivirla!

 

El gran teatro de libros. Chapters Runnymede, Toronto, Canadá

 

 

Ubicada en un barrio sumamente concurrido, inicialmente un cine que se convirtió en el Teatro Runnymede y, finalmente, en 1999, se asignó para una sucursal de las librerías Chapters, lo que causó controversia por la transformación de lo que un día fue un gran establecimiento que ofrecía entretenimiento y momentos mágicos.

 

Una transformación que se queda en lo cultural y enriquece la experiencia artística.

 

Libros para todo el año. The Honesty Bookshop, Gales, Inglaterra

 

 

¿Insomnio? Un buen pretexto para disfrutar la magia de la lectura.

El atractivo de esta librería es que tiene servicio las 24 horas del día, 7 días a la semana, los 365 días del año y por si fuera poco, rompe con todos los esquemas de las librerías tradicionales, pues para ellos es un sistema de honestidad vender todos los libros en 1 libra o menos y el pago se realiza en cajas de seguridad localizadas en diferentes espacios de la tienda.

 

Leer donde cantaba Gardel. Librería El Ateneo Grand Splendid, Buenos Aires, Argentina

 

 

Un teatro ¡pero no cualquiera! Ya que por ahí pasaron grandes figuras del tango como Ignacio Corsini, Roberto Firpo y Carlos Gardel. En 2000 el grupo Ilhsa lo adquirió para hacer la transformación de la actual librería, manteniendo la magia de un recinto que durante tantos años fue testigo de grandes pasiones plasmadas con ritmo.

 

Qué mejor inspiración que disfrutar un sitio donde nacieron grandes figuras artísticas.

 

El auténtico Parnaso. Shakespeare and Company en París, Francia

 

 

Es un santuario para escritores, aspirantes a escritores y artistas que fue creado por George Whitman en el año de 1951.

Agradecido por haber sido acogido y recibido calurosamente por los habitantes de aquella época después de haber recorrido durante varios años América Latina decidió regalarles este lugar. Hoy en día, más de 50 000 personas, entre ellas Henry Miller, Anaïs Nin y Lawrence Durrell han pasado por este increíble lugar.

 

Regalar cultura como agradecimiento es algo que definitivamente todos deberíamos hacer.

 

La librería del cine. Rizzioili, Nueva York.

 

 

Es un lugar para enamorarse como en las películas, pues este hermoso recinto ha aparecido en varios filmes famosos como Manhattan de Woody Allen y Enamorarse, con Robert De Niro y Meryl Streep. La literatura mezclada con el séptimo arte son los elementos que te invitan a ser el protagonista de una experiencia que te permitirá sentirte en la pantalla grande.

 

Situaciones que “sólo pasan en las películas” y en esta librería.

 

Para leer comiendo. Cook & Book en Bruselas, Bélgica

 

 

Se trata de una librería a la que 1 500 metros, 9 habitaciones con ambientes únicos, un restaurante, títulos de cómics, literatura infantil, arte, música y ficción, llenan de magia y atraen a todo tipo de lectores, pues son miles de libros los que llenan las paredes y cada rincón de este impresionante lugar, que te invita a perderte en cada espacio lleno de magia mientras mezclas un buen libro con la buena cocina.

 

Combinar dos placeres de la vida: la especialidad de la casa.

 

Abrimos desde 1869. Livraria Lello e Irmao, Porto, Portugal

 

 

Es una de las librerías más antiguas, pero no por eso se ha quedado en el pasado. En 1995, decidió adaptarse a la modernidad restaurando y actualizando su servicio de información, y otorgando un espacio especial a galerías de arte y tertulia que la han llevado a ser considerada y reconocida como un centro cultural sumamente importante en la ciudad.

 

“Renovarse o morir”, definitivamente una frase que puso en movimiento a los creadores del lugar.

 

Cafeterías, películas, artistas, libros y toda una historia detrás de cada uno de estos espacios es lo que nos invita a envolvernos en la magia de un buen título, viajemos a lugares inimaginados a través de las palabras y ¡Volvámonos amantes de la lectura!